The Blog

Cada vez son más los estudios que demuestran los beneficios que aporta el tener mascotas en casa durante la crianza de nuestros hijos. Sea cachorros de raza o el tipo de mascota que se prefiera (gatos, perros, conejos…) el vínculo que se crea entre el niño y el animal afecta directamente en su desarrollo como persona.

¿Cómo afecta tener mascotas a los niños?

  • Vínculo emocional: para los niños su mascota es su mejor amigo o un miembro más de la familia (para los adultos también). El hecho de tener ese cariño incondicional refuerza su autoestima y su sensación de ser querido.
  • Desarrollo de su madurez: Tener una mascota a su cargo es una forma estupenda de desarrollar sus responsabilidades. Unos objetivos diarios que cumplir y la satisfacción de que alguien dependa de sus cuidados.
  • Compañía y protección: En los primeros años de vida de un niño, la necesidad de sentirse protegido y acompañado es mayor. Una mascota le dará la seguridad y tranquilidad que necesita.

¿No sabes qué mascota elegir?

Contacta con el criadero de cachorros de raza que más confianza te dé y te asesorará de qué cachorro es el perfecto para tu tipo de familia y estilo de vida. No olvides que lo más importante es dar y recibir mucho cariño, el resto son detalles de menor importancia.

Cuando ya tenemos una mascota en casa y llega un bebé después, la educación de esta y acostumbrarle a un nuevo miembro más es fundamental. En el caso de los perros, pueden sentir celos si se sienten reemplazados y desplazados. Convive con ellos y el bebé al mismo tiempo, que lo huelan, que se acerquen (con vigilancia) y así sentirán que el nuevo miembro es una parte más de la familia que ellos ya tenían.

 

Leave a Comment

Your email address will not be published.