The Blog

El deporte infantil es un pilar básico en la educación y el crecimiento, ayuda a los niños a estar sanos y desarrollarse tanto física como mentalmente. En la infancia la obesidad puede causar enfermedades como hipertensión arterial, diabetes de tipo II y originar enfermedades cardiovasculares futuras.

Crear hábitos saludables es algo que debe realizarse durante la infancia. Lo primero que debemos realizar es hablar con él en profundidad y hacerle ver el deporte como una diversión, ya que la actividad se debe adaptar a la edad, condición física y preferencias personales.

Los ejercicios aeróbicos que aumenten la resistencia, mejoren la fuerza muscular y la flexibilidad son los más recomendados. La finalidad del deporte infantil es la maduración del sistema musculoesquelético para prevenir alteraciones estructurales y por ello se debe practicar a diario en sesiones de 60 minutos.

¿Qué aporta la práctica del deporte infantil al niño?

Además de los beneficios saludables citados anteriormente podemos mencionar algunos más como son:

  • Mejora la autoestima: les hace ser más seguros de sí mismos aumentando su tenacidad para alcanzar las metas deseadas y aceptar sus limitaciones.
  • Ayuda a socializarse: la cooperación en grupo les permite superar la timidez y abrirse a los demás

Deportes infantiles más recomendables

  1. Natación: es considerado por excelencia uno de los deportes más completos, favorece la coordinación, mejora del equilibrio desarrollando sus capacidades psicomotrices y sensoriales.
  2. Deportes de equipos: el futbol o baloncesto entre otros, no son son sólo deportes de masas sin más, son actividades cuya práctica potencia el espíritu de superación y sacrificio, se desarrollan las capacidades emocionales además de aumentar la masa muscular y capacidad cardiovascular.
  3. Gimnasia rítmica: favorece la flexibilidad, coordinación, agilidad y movimientos de equilibrio siempre que se practique de forma moderada, no se recomienda iniciarlo antes de los 6 años. Permite corregir problemas como el “Pie plano´´.
  4. Ciclismo: deporte donde se mide la voluntad, esfuerzo y sacrificio. Ofrece múltiples beneficios educativos y aumenta la velocidad resistencia y agilidad.
  5. Tenis o paddle: puede iniciarse entre los 4 y 6 años. A nivel físico favorece el desarrollo de la motricidad, tonificación de músculos, agilidad, capacidad a erótica, etc. Los beneficios psicológicos también son importantes, se aumenta la autoestima y refuerza la seguridad.
  6. Hípica: aunque aparentemente no supone un gran esfuerzo físico, lo cierto es que es un deporte muy completo que fomenta la seguridad de sí mismo y mejora la capacidad de concentración.

 

 

Leave a Comment

Your email address will not be published.