The Blog

Hoy llega el verano y los más peques también necesitan desconectar de tantos deberes y del colegio. De este modo, es muy positivo proponerles y realizar actividades diferentes a las que normalmente realizan en el recreo con sus compañeros. Por ejemplo, verano es un buen momento para refrescarse en la piscina, disfrutar del cine de verano o conocer la cultura de su ciudad.

A continuación, 5 planes de verano para niños y disfrutar todos en familia:

¡Con las manos en la masa!

La cocina, ese lugar desconocido para los niños. El verano es el momento perfecto para pasar tiempo juntos haciendo helados caseros, batidos y postres de lo más locos y refrescantes. Es divertido, instructivo y se fomenta el trabajo en equipo.

¡Buscando el tesoro perdido!

A veces perdemos el interés por la ciudad en la que vivimos, ya que por el simple hecho de llevar tanto tiempo, pensamos que la conocemos a fondo. Sin embargo, probablemente hay mil y un rincones aún por descubrir, y eso se puede convertir en un juego. Visita con los pequeños de la casa rincones con encanto de la ciudad en los que nunca hayáis estado, convirtiéndolo en un juego, como si estuvieseis buscando un tesoro o descubriendo la ciudad perdida. De este modo, los niños se divertirán más a la vez que se fomenta su imaginación y curiosidad por la cultura.

Como en los viejos tiempos…

Los niños actualmente pasan la mayoría de su tiempo libre delante de una pantalla, ya sea el ordenador, móvil o videoconsolas. Para evitar que esto ocurra este verano, recuerda los juegos tradicionales de toda la vida y enséñale cómo uno se puede divertir olvidándose de las tecnologías. De hecho, la clave está en jugar juntos, porque al fin y al cabo, es una buena excusa para volver a sentirnos como niños.

Aire fresco, ¡por favor!

De vez en cuando no está mal huir de la ciudad para ir al campo y disfrutar de los grandes bosques, ríos y montañas que este alberga. En él se puede hacer una barbacoa con amigos y más niños para así pasar tiempo en la naturaleza, a la vez que se relacionan con otros pequeños. Un día normal se puede convertir en un día de aventura y descubrimiento de la naturaleza.

Diversión asegurada

Los parques de ocio para niños están acondicionados para que lo pasen en grande con la compañía de otros niños. Cuentan con toboganes, piscina de bolas, colchonetas… ¡y muchas actividades más! Esta es una buena forma de que los niños se relacionen y se diviertan en compañía, interactúen y hagan amigos. A su vez, estos parques suelen contar con una zona para que los adultos se relajen tomando algo mientras ven a los pequeños pasarlo genial.

En verano aunque tampoco paramos, no podemos olvidar que a la vez que uno sigue aprendiendo, sobre todo debe divertirse y desconectar. Los niños ya tendrán tiempo de hacer mil y una tareas del cole en septiembre, ¡te esperamos en Family World!

 

 

 

Leave a Comment

Your email address will not be published.